Como celoso custodio del sabor y de la naturaleza, Cuyen elabora confituras, frutas en almíbar
y salsas agridulces mediante métodos artesanales y utilizando ingredientes naturales y orgánicos.

Estos son los elementos de los que se vale Cuyen para que los productos elaborados
alcancen la calidad gourmet en la que se basa su prestigio:

No se emplea ningún aditivo químico
Cuyen no utiliza agroquímicos en el cultivo de frutas finas: ni fertilizantes, ni herbicidas,
ni mejoradores químicos de suelo. Para la elaboración se utilizan ingredientes orgánicos
o naturales, y no se agrega ninguna sustancia artificial. Se garantiza así la inocuidad de
los productos, cuidando la salud de los consumidores.

La fruta es sana y de primera calidad
Las frutas finas son reconocidas por sus cualidades nutricionales y curativas (altísimo contenido
de vitamina C, fibras y potasio), que se potencian al cultivarlas y procesarlas sin intervención de sustancias extrañas. Las frutas finas frescas de Cuyen, premiadas en la Feria Nacional de la Fruta Fina, son el principal ingrediente de todos sus productos.

El agua empleada es de vertientes de deshielo
En Cuyen, no sólo se mantiene cualquier químico alejado; el agua empleada en los cultivos y
en el área de procesamiento es agua de vertientes de deshielo. Todo esto asegura una fruta
sana, que conserva sus propiedades nutricionales y curativas.

Se siguen recetas tradicionales
Para los productos que requieren cocción, Cuyen sigue el método tradicional. La preparación
se cocina en cacerolas abiertas, a fuego lento, revolviendo el contenido con cucharón de madera
para no alterar las cualidades naturales de la fruta.

La elaboración es artesanal
El sistema de elaboración es artesanal: se realiza por lotes pequeños, lo que permite cuidar
el producto, frasco por frasco, y mantener las cualidades de un manjar casero.

Se implementa control de calidad total
Cuyen tiene control directo tanto sobre la materia prima principal (toda la fruta proviene
del Grupo Cuyen) como sobre la elaboración (todos los productos se elaboran en la dulcería
de la chacra).Participan además profesionales que trabajan conforme las buenas practicas de manufactura y cuidando los puntos críticos durante la elaboración.

Certificación orgánica
Desde 1996 la producción frutícola de la chacra de Cuyen es certificada por Argencert, y desde 1997 la planta elaboradora. Argencert es una entidad reconocida internacionalmente por IFOAM como certificadora de productos orgánicos.

Los altos estándares orgánicos de la Argentina son equivalentes a los de la Unión Europea, siendo la Argentina uno de los siete países del mundo que puede ingresar mercadería a los países europeos sin necesidad de obtener una licencia para cada embaracación.
Además de contar con el sello de Argencert, los productos Cuyen cumplen con los estándares NOP (National Organic Program) de Estados Unidos y poseen la certificación USDA Organic.
 

© Cuyen S.R.L.